Generalmente, en el mundo del dinero, se habla de invertir y el ahorrar como una misma acción. Si bien es cierto, son términos con cierta vinculación entre ellos, su significado es distinto.

Ahorrar es guardar una parte de dinero para un fin a futuro. Por otra parte, invertir es buscar incrementar lo ahorrado, a través de diferentes maneras que, muchas veces, requieren un riesgo.

Cabe destacar que una persona dispone de sus ahorros de manera inmediata; a diferencia de una inversión, que depende del tipo de inversión que se realice.

Aquí te compartiremos algunas diferencias para que el invertir y el ahorrar sean un hábito bien adoptado en tu vida.

  • Al invertir puedes obtener rendimientos sobre el dinero invertido, dichos rendimientos son el valor adicional que recibirás en un periodo determinado. A diferencia del ahorro, en la inversión los niveles de liquidez son a mediano o largo plazo, por lo que la disponibilidad de los recursos no es inmediata y depende de los factores que hayas pactado con la entidad, el producto en el que invertiste y el tipo de inversión.
  • Recuerda que las inversiones poseen diferentes niveles de riesgo y rentabilidad de acuerdo con el instrumento que elijas como inversión.
  • Recuerda informarte y darle seguimiento a las inversiones que realices. Conoce los movimientos que se hacen con tu dinero.
  • Tomar la decisión entre invertir y ahorrar depende de tu perfil de riesgo y la disponibilidad con la que requieres el dinero, por tal motivo, asesórate antes de tomar cualquier decisión.
  • Cuando se decide ahorrar, además de tener como objetivo destinar parte del dinero para una meta, es porque también se busca proteger el dinero, por lo cual se debe recurrir a la seguridad que brinda el sector financiero. En las cuentas de ahorro el dinero está seguro y con disponibilidad inmediata de los recursos.

Aprovecha las ventajas que te puede ofrecer el abrir una cuenta de ahorros o un ahorro programado en una institución bancaria. Es importante que antes de abrir una cuenta con un banco, te informes sobre todas las comisiones, así como de la tasa de interés que ganará tu dinero. Además, la institución bancaria deberá estar autorizada por la Superintendencia del Sistema Financiero para captar depósitos del público.

Las instituciones bancarias que cuentan con la autorización de la Superintendencia del Sistema Financiero, también cuentan con la garantía de depósitos otorgada por el Instituto de Garantía de Depósitos (IGD). Esta garantía protege tus ahorros en el remoto caso del cierre forzoso del banco donde tienes tu dinero.

La garantía de depósitos es por cliente y por banco, hasta un límite de $10,171.00. Todas las agencias de las instituciones bancarias con depósitos garantizados por el IGD muestran un distintivo o calcomanía que los identifica. Las instituciones bancarias miembros del IGD son: Bancos, Sociedades de Ahorro y Crédito, y los Bancos Cooperativos.

Para conocer más sobre el IGD y si la institución bancaria donde depositas tu dinero es miembro del IGD llama al teléfono 2231-5700.