Cuando eres joven resulta difícil ahorrar, hacer gastos innecesarios es parte de la rutina diaria y se nos olvida la importancia que tiene el ahorro en esta etapa de la vida.

Aquí te brindamos algunos consejos para administrar de mejor manera el dinero, durante tu época de estudiante, la cual requiere de gastos y buena administración de finanzas:

Organízate

Sin duda alguna, organizarte puede ahorrarte mucho dinero, aunque esto requiere, muchas veces, de sacrificios. Levantarse temprano y desayunar en casa es una manera de ahorrar buena parte de tu dinero, así como llevar almuerzo y alguna merienda para reducir gastos en alimentación.

Otra forma, es organizarte para compartir costos de transporte, en caso que dispongas de un vehículo, puedes ponerte de acuerdo con compañeros que vivan cerca en tu ruta, de tal forma que se puedan compartir los costos de gasolina.

Además, recuerda que la mejor organización financiera te la plantea un presupuesto; ya que este te ayuda a conocer tus entradas y salidas de dinero, tu realidad económica general y te permite administrar de manera eficiente tu dinero.

Vuélvete vendedor

Cuando termines un ciclo y no uses más los libros, puedes considerar venderlos, ya que muchos estudiantes buscan ofertas en libros usados. Así podrás, al menos, recuperar tu dinero invertido.

También puedes vender ropa, zapatos, accesorios, materiales que no vayas a utilizar más; pero que están en condiciones óptimas para otras personas. Pega anuncios en las carteleras del campus o coméntale a tus amigos para consigas algo de dinero extra.

Asimismo, procura ser instructor en las materias que has obtenido buenas calificaciones y que se te facilitan, de tal forma que puedas obtener un ingreso extra, además de agregar experiencia en docencia en tu currículo.

Abre una cuenta de ahorros

Considera la posibilidad de depositar periódicamente una cantidad de dinero destinada para un fin o meta a futuro. Además, recuerda que, tener dinero al alcance de tus manos, puede motivarte a gastarlo de manera innecesaria. Evita esto, y guarda dinero para alguna emergencia.

Recuerda que la institución bancaria en la que realices esta transacción, deberá estar autorizada por la Superintendencia del Sistema Financiero para captar depósitos del público.

 

Las instituciones bancarias que cuentan con la autorización de la Superintendencia del Sistema Financiero, también cuentan con la garantía de depósitos otorgada por el Instituto de Garantía de Depósitos (IGD). Esta garantía protege tus ahorros en el remoto caso del cierre forzoso del banco donde tienes tu dinero.

La garantía de depósitos es por cliente y por banco, hasta un límite de $10,171. Todas las agencias de las instituciones bancarias con depósitos garantizados por el IGD muestran un distintivo o calcomanía que los identifica. Las instituciones bancarias miembros del IGD son: Bancos, Sociedades de Ahorro y Crédito, y los Bancos Cooperativos.

Para conocer más sobre el IGD y si la institución bancaria donde depositas tu dinero es miembro del Instituto, llama al teléfono 2231-5700.