Una característica de los millennials es la ganancia de las vivencias sobre la posesión material.

Esta generación valora de sobremanera la experiencia, prefiriendo gastar dinero y tiempo en viajes, eventos, deportes, cultura, etc. Para ellos, poseer una vivienda propia o una carrera universitaria, no es tan importante como el crear memorias y compartir experiencias; según diversos estudios.

Sin embargo, esto no indica que tengan un concepto de estilo de vida errado, pueden construir un patrimonio y, al mismo tiempo, invertir en una idea de felicidad basada en la experiencia.

Si eres millennial, aquí te compartimos 3 tips financieros que te ayudarán a invertir en experiencias, sin causar inconvenientes en tus finanzas futuras:

Alíate de un presupuesto

La administración correcta del dinero es la herramienta más poderosa que puedes tener. No importa si cuentas con un salario pequeño, este dinero, bien administrado, puede hacer maravillas.

Toma en cuenta todas tus entradas y salidas de dinero reales. Fija cantidades para cada gasto, así sabrás en qué desperdicias tu dinero y en qué puedes invertir más y hasta destinar un poco al ahorro.

Evita las deudas

Muchos consideran que solicitar una tarjeta de crédito o un préstamo puede ser algo realmente malo. Sin embargo, bien utilizados, son instrumentos que podrían sacarnos de un apuro y ayudarnos a realizar ese deseado viaje y a cumplir todas esas metas futuras que te has propuesto.

Administra bien el dinero que solicites prestado, invierte, multiplica y solventa lo más pronto posible, para que no se convierta en una deuda de la que no puedas salir por mucho tiempo. Nunca te endeudes sino sabes de dónde obtendrás el dinero para pagar dicha deuda.

Aprovecha la tecnología

El internet nos da la oportunidad de indagar, en minutos, diversas opciones sobre lugares a los cuales viajar. Además, nos ayuda a conocer y comparar todas las posibilidades en hospedaje, alimentación y transporte.

Aprovecha todo esto para ahorrarte un poco de dinero, el cual podrás ahorrar e invertir para la adquisición de bienes.

Una manera segura de ahorrar es solicitando una cuenta de ahorro en la que guardes tu dinero periódicamente. Recuerda que, la institución bancaria en la que realices esta transacción, deberá estar autorizada por la Superintendencia del Sistema Financiero para captar depósitos del público.

Las entidades financieras que cuentan con la autorización de la Superintendencia del Sistema Financiero, también cuentan con la garantía de depósitos otorgada por el Instituto de Garantía de Depósitos (IGD). Esta garantía protege tus ahorros en el remoto caso del cierre forzoso del banco donde tienes tu dinero.

La garantía de depósitos es por cliente y por banco, hasta un límite de $10,171. Todas las agencias de las instituciones bancarias con depósitos garantizados por el IGD muestran un distintivo o calcomanía que los identifica. Las instituciones bancarias miembros del IGD son: Bancos, Sociedades de Ahorro y Crédito, y los Bancos Cooperativos.

Para conocer más sobre el IGD y si la institución bancaria donde depositas tu dinero es miembro del Instituto, llama al teléfono 2231-5700.